Si eres deportista, la patata es tu aliado

con No hay comentarios

 

Así es, si practicas deporte no sólo no deberías desterrar la patata de tu alimentación sino que tendrías que convertirla en uno de los mejores aliados de tu nutrición. Este tubérculo no sólo te aporta innumerables vitaminas, fibra y minerales, sino que es una buenísima fuente de hidratos de carbono, el principal “combustible” para nuestra mente pero también para nuestros músculos.

¡18% de hidratos de carbono!

Las patatas aportan 80 calorías por cada cien gramos y están compuestas por un 75% de agua, un 18 % de hidratos de carbono y el restante 8% de proteínas y otros nutrientes. Así que, como ves, fundamentalmente lo que nos aportan son carbohidratos, o lo que es lo mismo, energía pura.

Y ¿cómo lo hacen? Permítenos una pequeña explicación para que quede muy claro que no estamos intentando vender un tópico, sino que hablamos de ciencia real. Durante la digestión los hidratos de carbono se convierten en azúcares sencillos que se absorben y pasan a nuestra sangre y el exceso de éstos se almacena en el hígado y en nuestros músculos en forma de glucógeno. Y es precisamente éste, el glucógeno, la principal fuente de energía a la que nuestro metabolismo recurre cuando hacemos ejercicio.

Fuente de vitamina B6 y potasio

Pero las bondades de las patatas para el deportista no acaban en los carbohidratos. También nos aportan, por cada 100 gramos, 0’25 mg de vitamina B6 y 570 mg de potasio. Estos dos micro nutrientes no sólo incrementan el rendimiento muscular sino que favorecen la eliminación de líquidos y toxinas. El potasio contribuye a ello regulando el balance de agua en nuestro organismo y lo que es más importante, participando activamente en la contracción del que sin duda es nuestro músculo más importante, nuestro corazón. El papel de la vitamina B6 no es menos destacable. De hecho, es una de las vitaminas más comunes en los suplementos de los deportistas, ya que cuando te sometes a un mayor esfuerzo, cuando más energía necesitas, este micro nutriente favorece la liberación del glucógeno almacenado en el hígado y los músculos. Te lo explicamos con una metáfora: “estás ya en reserva y te da la gasolina que te salva de la catástrofe”.

El momento idóneo para consumir patatas.

Supongo que ya ha quedado claro que las patatas, eso sí, de calidad como las de Lázaro, son un alimento fundamental para los deportistas, pero es importante que conozcas el momento idóneo para consumirlas. Como ya hemos dicho, fundamentalmente, nos aportan hidratos de carbono, pero debes saber que no todos los carbohidratos son iguales y cada uno debería consumirse preferentemente en un momento del día, dependiendo de la hora a la que vayas a entrenar.

Y te preguntarás ¿y cuál es la diferencia? Pues bien, los hay de asimilación rápida, media o lenta. Lo que se conoce como el índice glucémico. Es decir, la rapidez con que los carbohidratos que comemos llegan a la sangre en forma de glucosa, para que nuestro metabolismo la transforme en energía.

Los hidratos de bajo o medio índice glúcemico deberían consumirse antes de hacer ejercicio y fundamentalmente si el entrenamiento va a ser prolongado, ya que permanecen por más tiempo en nuestra sangre. Así que, si corremos o hacemos cualquier otro ejercicio extenuante, durante una hora o más, tendremos “combustible” durante más tiempo.

“La patata debe consumirse después de entrenar ya que sus azúcares pasan muy rápidamente a nuestra sangre, por lo que son perfectos para facilitar el proceso de recuperación”.

Pero bueno, como podías imaginar los hidratos de la patata no son ni bajos ni medios, son de indice glucémico alto. Así que, mejor no los comas antes de entrenar sino después.  Los azúcares de la patata pasan muy rápidamente a nuestra sangre, por lo que son perfectos para facilitar el proceso de recuperación, fundamental después del entrenamiento para que éste sea efectivo y consigas tus objetivos.

¿Cómo aprovechar mejor todos los beneficios de la patata?

Ya sabemos el momento idóneo para consumirlas, pero ahora también debemos conocer la mejor manera de prepararlas. Y si eres deportista o simplemente cuidas tu salud y tu nutrición, tenemos que darte una mala noticia: mejor si no son fritas… Éstas sólo de manera ocasional o si un día te quieres dar un capricho. Que seguro que te lo mereces….

Para aprovechar todos los nutrientes de la patata lo mejor es consumirla hervida, asada o en puré.

Y si nos permites un último consejo: prueba a comer también su piel, pues contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales que, si eres deportista, sin duda necesitas.